LA REVOLUCIÓN VERDE DEL AUTOMÓVIL: COCHES ELÉCTRICOS Y SOLARES, ¿FACTIBLE LA CONVERSIÓN?


El pasado 3 de octubre, se celebró la “carrera CERO” de la “SOLAR RACE” (punto de partida  de una nueva competición internacional anual  de vehículos “ecológicos” cuya primera  edición se espera sea en 2010).

Organizada por la Agencia de Gestión de Energía de la Región de Murcia (ARGEM), contó  con la participación de variados prototipos, entre ellos  uno de la Universidad   de   Murcia, un “fotovoltaico”  francés, y otro  portugués de hidrógeno.   

La SOLAR RACE será a partir del año que viene, una carrera de resistencia de 4 horas de duración, que se desarrollará a las horas de máxima radiación solar.
La carrera no es exclusiva para coches solares, en ella podrán competir modelos propulsados por:

 

-Energía solar fotovoltaica
-Biocombustibles (bioetanol o biodiésel)
-Hidrógeno

La clasificación final se realizará en función de dos parámetros con diferente peso: eficiencia energética y  velocidad media.

Entre los requisitos exigidos este año, los vehículos   no  debían exceder los tres metros de longitud, ni el  metro y medio de anchura, y al menos, mantener una velocidad media  de 25 Km/h.  

¿Pero cuál es el sentido de la SOLAR RACE? En realidad no es otro que la promoción de la investigación y  desarrollo de vehículos respetuosos con el medio.

De hecho, no es la primera competición de este tipo. Los automóviles solares ya compiten hace tiempo en carreras (denominadas en ocasiones rayces) como la World Solar Challenge y la American Solar Challenge, que suelen contar, en su caso, con el apoyo del Departamento de Energía de Estados Unidos

De esta forma, Murcia (España),   se une a la lista de otros campeonatos internacionales  con el mismo fin,  pero con características distintas.  

En la actualidad, la Consejería de Murcia estudia un convenio  junto  con la Universidad de Murcia y la Universidad Politécnica de Cartagena, para el desarrollo de un prototipo propulsado por energía solar que esperamos ver pronto en las carreteras (pues en  pleno auge de los vehículos eléctricos, no debe olvidarse el desarrollo de los vehículos  “solares”). 

Para muestra de vehículo solar “Rover Spirit”, el robot explorador enviado a Marte y que a base de paneles fotovoltaicos se mantiene en forma desde hace 5 años (aunque con algunos “ataques de amnesia”…), o el ejemplo de Hans Tholstrup, quien ya en 1983 atravesara el continente australiano con un vehículo impulsado por la energía solar a una velocidad de 23 Km/h, y es el fundador de la World Solar Challenger (que  este 2009 contará con un recorrido de 3.200 kilómetros entre las ciudades de Darwin, en el norte de Australia, y Adelaida, en el Sur, a través de un territorio desértico durante el transcurso de 7 días). 

¿Pero, qué  es un coche solar? Un coche solar no es más que un vehículo propulsado por un motor eléctrico que se alimenta de la energía solar que  convierte en eléctrica gracias a los paneles fotovoltaicos situados en su superficie.

En la actualidad no son una forma de transporte plenamente desarrollada,  aunque hoy en día ya nos encontramos en el mercado con curiosos modelos comercializables con sus paneles fotovoltaicos incorporados.

Destacaremos que como media, un coche eléctrico puede llegar a tener una autonomía de 160 Km. Como vemos es muy importante la LOGÍSTICA para su implantación, siendo necesario disponer de puntos de recarga a lo largo de la red viaria. La ventajas del coche solar derivan de la independencia de estos  puntos de recarga  y un gasto eléctrico cero.

 Pero mientras, nos aproximaremos a la realidad de los eléctricos, pues la revolución ya ha comenzado, y desde los gobiernos se intenta fomentar su implantación. 

Por este motivo, el pasado 8 de septiembre, en España, se hacía público el Plan MOVELE. “Proyecto piloto de introducción de vehículos eléctricos” con el fin de demostrar su viabilidad técnica, económica y energética. Gestionado y coordinado por el Instituto de Desarrollo de Energías Alternativas, consiste en la introducción en un plazo de dos años (2009 y 2010), de 2.000 vehículos eléctricos y la instalación de 500 puntos de recarga.

En cuanto a las ayudas, las acciones subvencionadas serán otorgadas por orden de entrada de las solicitudes, hasta agotarse el presupuesto disponible.

Su importe viene determinado por un porcentaje del precio del vehículo con un límite absoluto según categorías. Este porcentaje será del 15% o del 20% del precio del vehículo (antes de impuestos), con unos máximos .

 Las bases se regulan en la Resolución de 26 de junio de 2009 (dejamos enlace al BOE)
http://www.boe.es/aeboe/consultas/bases_datos/doc.php?coleccion=indilex&id=2009/11022&txtlen=1039Sin embargo, pese a las ayudas, resulta cara la adquisición de un vehículo eléctrico, lo que nos lleva a cuestionarnos la conversión de nuestros vehículos convencionales…

Sabemos que la conversión no es un imposible, es factible, como ejemplo el vídeo que muestra la transformación de un Fiat 126 en Portugal.  El coste  ha sido muy inferior al desembolso que supone la compra de un coche eléctrico, ha supuesto 8000 euros. Y aunque  externamente el vehículo sigue siendo aquel que tanto cariño tenemos (el de siempre),  internamente es otro coche bien distinto. Pero ¿será posible su homologación?, lo estudiaremos.

 Destaquemos mientras otra ventaja de los coches eléctricos: el gasto del  consumo,   que equivale a  1 euro por 100 Km recorridos.

La velocidad puede alcanzar los 100 Km/h.

Vídeo de conversión de auto en Portugal de un reportaje de la televisión portuguesa:

 BIBLIOGRAFÍA:

-Instituto de Desarrollo de Energías Alternativas (IDEA), PLAN MOVELE

-Resolución de 26 de junio de 2009 

-World Solar Challenger: http://www.wsc.org.au/

-SolarRace: http://www.murciasolarrace.com/

-vídeo “Carro eléctrico caseiro” http://www.youtube.com/watch?v=s2-dtQQ6vm4

-vídeo “EDP mostra carro a energia solar” de EXPRESSO http://www.youtube.com/watch?v=HH3K_tNy8AA

Anuncios

A %d blogueros les gusta esto: