¿CÓMO FORMAR PARTE DE UNA RED DE DETECTORES DE TERREMOTOS?


Si alguna vez has deseado formar parte activa de un investigación científica, ahora puedes formar parte como voluntario de la Red de detectores de seísmos creada por una investigadora de la Universidad de California en Riverside.

Para participar, no se requiere conocimientos específicos en seísmos, ni de geología, sólo tener ganas de cumplir un sueño (al menos el sueño de Elizabeth Cochran), que junto al profesor Jesse Fisher Lawrence de la Universidad de Stanford y otros sismólogos, ha creado un sistema para detectar y medir movimientos sísmicos utilizando simplemente un ordenador.

Hasta la fecha, para detectar seísmos, los científicos  enterraban complejos equipos de medición en el suelo. Sin embargo, Elizabeth  Cochran  propone la utilización de acelerómetros (componentes frecuentes en muchos ordenadores portátiles, y fácilmente instalables en ordenadores de sobremesa).

 Los aceleradores se tratan de pequeños dispositivos que se encuentran en numerosos aparatos electrónicos, siendo su función la de detectar movimientos bruscos y reducir daños en el equipo en caso de caer  al suelo.

Con esta innovadora idea y gracias a la ayuda de más de mil voluntarios de todo el mundo que han ofrecido su colaboración y sus computadoras, se ha logrado crear el ‘Quake-Catcher Network’, una “red de cazaterremotos“. Ésta recopila  información sobre los movimientos sísmicos que cada día se producen en el planeta.

La red funciona suministrando datos adicionales para las redes sísmicas y permite almacenar información sobre terremotos a una escala que nunca se había producido antes debido al alto coste de los equipos.

Los usuarios que deseen participar, si tienen un portátil, bastará  con que descarguen un  programa o software, accesible desde su sitio oficial, al que dejaremos enlace donde encontrarlo

Desde  ese momento, cada vez que su ordenador se conecte a internet, estará   transmitiendo información a los investigadores en caso que su produzca un temblor de tierra de más de 4.0 grados.

Si careces de un ordenador portátil  pero  dispones de un ordenador de sobremesa, también podrás participar si le incorporas  un acelerómetro por vía puerto USB, su coste asciende a  unos 50 euros.

La existencia de miles de sensores evita además que se produzcan los denominados “falsos positivos”. Si un ordenador cae o es golpeado accidentalmente, la red recibirá la señal pero no lo interpretará como un temblor de tierra, pero si las señales vienen de distintos ordenadores  en la misma zona, los científicos pueden saber que se trata de un terremoto real.

La red carece todavía de la dimensión suficiente como para permitir detectar temblores con antelación, basándose en las ondas suaves que suelen preceder a un gran movimiento sísmico, pero sus responsables creen que esto será posible algún día.

La red ya cuenta con sensores en 67 países, entre ellos España y varios países latinoamericanos como México, Colombia, Bolivia, Ecuador y Chile.

Lawrence reconoce que el programa aún no es perfecto y que sus sensores son menos sensibles que los tradicionales, pero la posibilidad de disponer de una extensa red hace que su potencial sea muy superior.

 Si la idea te parece interesante y deseas formar parte activa, puedes adherirte a la Red “Quake-Catcher Network” y descargar el software  desde  su web oficial  : http://qcn.stanford.edu/

 Desde el mismo,  se puede visualizar un mapa de sensores de la Red QCN.

¿Te animas?…

Anuncios

A %d blogueros les gusta esto: