GESTIÓN DE RESIDUOS RADIACTIVOS, ATC Y CLAUSURA DE CENTRALES NUCLEARES


Ante la polemica generada por la ubicación del ATC (almacén temporal centralizado) de combustible nuclear gastado y residuos radiactivos de alta actividad, recordamos los principales aspectos de gestión de estos residuos radiactivos procedentes de centrales nucleares, fases de clausura de una central nuclear, para finalizar recordando el listado de municipios candidatos a alojar el polémico y deseado sólo por unos pocos, ATC.
Las vigentes pautas de la gestión de este tipo de residuos, radican en el Plan General de Residuos radiactivos (VI PGRR), propuesto por Enresa y aprobado por el gobierno de España en junio de 2006 ( una vez oídas las Comunidades Autónomas y superado una fase de información pública).
Recordemos que Enresa es la entidad responsable del servicio público de la gestión de los residuos radiactivos y que los planes generales de residuos radiactivos se revisan cada 4 años (antes si así lo solicita el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio).
El VI PGRR ya consideraba un parque de 6 centrales nucleares (8 reactores) con una vida útil en operación de 40 años. La estrategia no incluía el reproceso del combustible gastado (operación realizada en Francia con el combustible gastado de la central nuclear de Vandellós I) debido a su elevado coste (si bien no quedaba totalmente descartada dicha posibilidad). Sin embargo, sí manifestaba una clara apuesta por el desmantelamiento total de todas las centrales tres años después de su parada definitiva tras su vida útil de 40 años y destacaba la disponibilidad de sistemas seguros de almacenamiento temporal del combustible gastado sobre la base de ser técnicas que ya funcionaban a nivel internacional. Así mismo, recordaba las actuaciones efectuadas con el fin de aumentar la capacidad de las piscinas de las centrales nucleares donde se almacenaría, en una primera etapa, el combustible gastado. Pese a ello, las piscinas de algunas centrales españolas se saturarán antes de finalizar su vida útil. El Plan destacaba que este problema ya se presentó en la central nuclear de Trillo (Guadalajara), autorizándose la construcción de un almacenamiento temporal individualizado (ATI) para su combustible gastado (con el fin de continuar la explotación de la central tras la saturación de sus piscinas). El ATI de Trillo, operativo desde 2002, está situado en el emplazamiento de la propia central y el combustible gastado se almacena en contenedores metálicos licenciados y fabricados en España.
Como posteriormente veremos, en la gestión directa del combustible gastado en las Centrales Nucleares, cabe distinguir entre el almacenamiento temporal y la gestión final a muy largo plazo.

Otro sistema de almacenamiento temporal se desarrolló consecuencia del cierre programado de la central nuclear de José Cabrera, en abril de 2006. El sistema de almacenamiento temporal combinaba materiales metálicos con hormigón.

Teniendo en cuenta que el resto de las centrales empezarían a saturar sus piscinas a finales de la presente década, el VI PGRR contemplaba como medida prioritaria la construcción de un Almacén Temporal Centralizado (ATC), este daría servicio a todas las centrales nucleares, y se fijaba su puesta en marcha antes del 2011. Con dicho fin se creó en 2006 una Comisión Interministerial encargada de dirigir y supervisar la elección del emplazamiento, diseñando el proceso de participación e información pública, e impulsando las políticas públicas y previsiones legales que, en su caso, resultaran necesarias para su aplicación al emplazamiento seleccionado.
Conviene destacar que el Plan menciona que pese a la instalación de almacenamiento temporal centralizado, se continuarán investigando nuevas tecnologías como la separación y transmutación con las que se podría llegar a conseguir la disminución de las cantidades o inventarios radiológicos.

-Fases de la gestión de residuos y clausura de centrales nucleares

Para su conocimiento, nada mejor que analizar el caso concreto de la Central Nuclear de José Cabrera:
La central nuclear José Cabrera (Almonacid de Zorita –Guadalajara) fue la primera en entrar en funcionamiento en 1968 y tras 38 años de funcionamiento y por Orden Ministerial, puso fin a su actividad el 30 de abril de 2006.
Las actividades previas a su desmantelamiento consistieron en la gestión del combustible gastado (evacuación desde la piscina y traslado al almacén temporal) y en el acondicionamiento de los residuos de operación.
El combustible gastado descargado de los reactores de las centrales nucleares puede gestionarse de dos formas:
A-Ciclo abierto
El combustible gastado es un residuo radiactivo de alta actividad y se almacena en instalaciones temporales específicas. La vida operativa de estos almacenes varía de unos países a otros, situándose entre 50 y 100 años.
El destino definitivo del combustible gastado será un almacén geológico profundo que supondrá la gestión final del residuo.
B-Ciclo cerrado
En ciclo cerrado, el combustible gastado es reutilizado parcialmente gracias al “reprocesado” que consiste en la recuperación de aquellos componentes del combustible usado con potencial energético, fundamentalmente el uranio y el plutonio, para emplearlos en otro reactor. Este combustible, formado por óxidos de plutonio y uranio, recibe el nombre de MOX, y puede volverse a reprocesar.
En el ciclo cerrado el resto de componentes del combustible gastado se acondicionan y transportan a un almacén temporal.
Su gestión final, al igual que en el ciclo abierto, supone su alojamiento en un emplazamiento geológico estable.
El 11 de febrero de 2010 se trasfirió la titularidad de la central nuclear José Cabrera a la empresa Enresa para su desmantelamiento y clausura.

El Desmantelamiento y clausura conllevó las siguientes actividades (fuente ENRESA):

1*Actividades previas
Extracción del combustible gastado que se almacena en la piscina de la propia instalación y su traslado a un almacén temporal, requisito imprescindible previo al desmantelamiento.
El Ministerio de Industria, Turismo y Comercio autorizó en 2006 a su propietario, Unión Fenosa Generación, la construcción de una instalación auxiliar donde almacenar dicho combustible.
Tras el visto bueno del Consejo de Seguridad Nuclear, Enresa inició la fabricación de contenedores y cápsulas y la construcción de la instalación de almacenamiento.
El traslado del combustible gastado y su almacenamiento en el almacén temporal finalizó en 2009.
2*Actividades preparatorias
Las actividades preparatorias se realizarán de acuerdo con los siguientes Planes:
-Planes de Modificaciones de Sistemas.
-Planes de Acondicionamiento de Instalaciones Auxiliares.
Con el fin de suprimir riesgos durante el desarrollo de los
trabajos, se aplicarán:
-Planes de Descargos Definitivos.
-Plan de Reducción / Eliminación de Riesgos.

3*Desmantelamiento de elementos convencionales (edificios e instalaciones de la central sin connotaciones radiológicas):
– Edificio de turbinas, edificio diesel, torres de refrigeración, talleres.

4*Desmantelamiento de elementos radiológicos.
Esta fase exige mayores protecciones y constará de los siguientes planes:
-Desmontaje de Elementos Radiactivos: incluye el desmontaje y descontaminación del edificio del reactor, edificio auxiliar, edificio del evaporador, almacenes temporales de residuos.
-Plan de Desmontaje de Grandes Componentes. Una de las actividades más complejas es el desmontaje de los grandes componentes del sistema primario, ubicados en el interior del edificio de contención. Esta tarea requiere una duración superior a tres años e incluye el desmontaje y segmentación de los siguientes elementos:
-Internos del reactor
-Vasija del reactor
-Grandes componentes del circuito primario (bomba de refrigerante, presionador y generador de vapor).

5*Descontaminación y demolición de edificios
Conlleva los siguientes Planes:
-Plan de Descontaminación de Paramentos y Estructuras, que se realizará una vez eliminados los componentes de los distintos edificios y finalizada cualquier actividad que pudiera suponer una nueva contaminación.
-Plan de Troceado de Hormigón Activado.
-Plan de Demoliciones y Rellenos.

6*Restauración del emplazamiento.
Debe garantizar que los suelos y edificios liberados estén limpios de radiactividad residual. Esta fase consta de:
-La desclasificación de todos los edificios e instalaciones de la central.
-La demolición de edificios e instalaciones que se determinen.
-El relleno de determinadas cavidades.

7*Gestión de materiales residuales.
Se realizan durante todas las fases del proyecto. Esta actividad se desarrolla en cuatro líneas de gestión:
Residuos convencionales.
Residuos peligrosos.
Materiales desclasificables.
Residuos radiactivos y combustible gastado.

El desmantelamiento de la central generará una gran cantidad de materiales residuales, debiéndose determinar cuáles serán reciclados y cuáles tratados como residuos. Habrá que diferenciar entre escombros de hormigón limpios (podrán ser reutilizados dentro del propio emplazamiento), materiales férricos convencionales (serán reciclados), productos tóxicos y peligrosos (serán depositados y tratados en instalaciones apropiadas a través de gestores autorizados), residuos radiactivos.
Tomando como fuente ENRESA, se estima que sólo será radiactivo un 3,88% del total de toneladas de materiales generados durante el desmantelamiento

CANDIDATOS A LA UBICACIÓN DEL ATC
El pasado 22 de febrero las el Ministerio de Industria, Turismo y comercio, hizo público el listado de las nueve candidaturas admitidas para albergar el proyecto del polémico Almacen Temporal Centralizado de residuos radiactivos, siendo éstos:
-Albalá (Cáceres)
-Ascó (Tarragona)
-Melgar de Arriba (Valladolid)
-Santervás de Campos (Valladolid)
-Torrubia de soria (Soria)
-Yebra (Guadalajara)
-Villar de Cañas (Cuenca)
-Zarra (Valencia)
-Congosto de Valdavia (Palencia), tras corregir el defecto formal que motivó su primera exclusión.

Cinco municipios han sido excluidos definitivamente por no ajustarse a los requisitos establecidos en la convocatoria:
– Campo de San Pedro (Segovia): ha remitido escrito desistiendo de su candidatura
– Granja de Torrehermosa (Badajoz). Excluido. No consta el acuerdo del Pleno correspondiente. Ha remitido escrito desistiendo de su candidatura.
– Lomas de Campos (Palencia). Excluido. Presentado fuera de plazo. Ha remitido escrito desistiendo de su candidatura.
– Santiuste de San Juan Bautista (Segovia). Excluido tras la remisión del acuerdo plenario en el que desiste de su candidatura.
– Villar del Pozo (Ciudad Real). Excluido debido a que el acuerdo del Pleno fue adoptado fuera de plazo, sin que se haya corregido este defecto en el escrito de alegaciones presentado.

Las relaciones de municipios podrán consultarse también en la página web http://www.emplazamientoatc.es/Candidatos/Paginas/Index.aspx
del Ministerio de Industria , Turismo y Comercio de España y que a día de hoy (4 de marzo) aun se encuentra en construcción.

A partir de ahora se procederá al análisis del término municipal de los candidatos definitivos. Una vez finalizado este trámite, se comunicará a los afectados las zonas no aptas para albergar el ATC y su centro tecnológico.

Se consideran zonas no aptas para albergar el ATC las áreas que formen parte de la Red Europea de la Conservación de la Naturaleza, Natura 2000, incluyendo Parques Nacionales, Parques Naturales y otras figuras equivalentes cuya gestión corresponde a las Comunidades Autónomas, los Lugares de Importancia Comunitaria (LICS) y las Zonas de Especial Protección de Aves (ZEPAS).

También están excluidas zonas protegidas del Ministerio de Defensa, Montes de Utilidad Pública y terrenos que formen parte de la Red Española de Vías Pecuarias, así como áreas en las que existan elementos de interés patrimonial y emplazamientos que requieren que el transporte se lleve a cabo necesariamente por vía aérea o marítima..

La última fase del procedimiento de elección será el estudio de los terrenos propuestos y la elaboración de un informe de propuesta que reflejará las ventajas de los diferentes emplazamientos desde el punto de vista de viabilidad, licenciamiento y desarrollo del proyecto. El informe será remitido al Gobierno que, mediante acuerdo del Consejo de Ministros, designará el emplazamiento elegido para el ATC y su centro tecnológico.

El proyecto consiste en la construcción de un ATC para el almacenamiento en seco, durante un periodo de 60 años, del combustible gastado y residuos vitrificados de alta actividad, así como un Centro Tecnológico.

Bibliografía:

-ENRESA:
http://www.enresa.es/actividades_y_proyectos/clausura_desmantelamiento_y_restauracion

-VI Plan general de gestión de Residuos radiactivos . MITyC, 2006

Anuncios

A %d blogueros les gusta esto: