Archivo para energía

SITUACIÓN DE FUCUSHIMA

El jueves 2 de junio de 2011, el OIEA proporcionó la siguiente información sobre la situación de la seguridad nuclear en Japón:
“En general, la situación en la planta de energía nuclear Fukushima Daiichi sigue siendo muy grave”.
El OIEA recibe información de diversas fuentes oficiales en Japón a través de la autoridad nacional competente japonés, la Nuclear y la Agencia de Seguridad Industrial (NISA). Esta breve actualización se basa en la información emitida por el centro de emergencia y el incidente del OIEA hasta a 16: 00 UTC el 31 de mayo de 2011
Respecto al monitoreo de radiación
“Continúa realizándose la supervisión diaria de la deposición de radionucleidos de cesio y yodo para 47 prefecturas. Desde el 17 de mayo, no ha sido observado deposición de I-131 al tiempo que se informaron de bajos niveles de deposición de Cs-137 en algunas prefecturas a partir del 18 de mayo, la gama de valores osciló de 2,2 a 91 Bq / m2.
Los valores de las tasas de dosis gamma de las 47 prefecturas sos comunicados a diario diario por el Ministerio de educación, cultura, deportes, ciencia y tecnología (MEXT) de Japón.
El 31 de mayo, la tasa de dosis de gamma de la Prefectura de Fukushima fue 1,5 µSv/h. En todas, las tasas de dosis de gamma denunciadas estaban por debajo de 0,1 µSv/h, con una tendencia decreciente.
Las tasas de dosis de gamma informadas específicamente para los puntos de control en la parte oriental de la Prefectura de Fukushima, a distancias de más de 30 km de la planta de Fukushima Daiichi, mostraban una tendencia decreciente, desde 0,1 µSv/h hasta 17 µSv/h, según datos del 31 de mayo.
Mediciones in situ en la puerta oeste de la planta de Fukushima Daiichi indican la presencia de I-131 y Cs-137 en el aire cerca de la planta (aproximadamente a 1 km). Las concentraciones en el aire de 29 de mayo fueron unos 3 Bq/m3 para el I-131 y aproximadamente 9 Bq/m3 para Cs-137. Los valores observados en los últimos días muestran fluctuaciones diarias con una tendencia decreciente general”.
Acciones de protección
“En abril, el Gobierno de Japón anunció las acciones de protección para reducir la exposición externa a la población más allá de una distancia de 30 km de la Central Nuclear Fukushima Daiichi. NISA ha informado que la evacuación de las “zonas de evacuación de Planned” dentro de la aldea de Iitate y Kawamata ciudad comenzó el 15 de mayo. Se espera la confirmación de finalización de la evacuación”.
Supervisión de alimentos y restricciones alimenticias
Control de alimentos (información del 19 al 31 de mayo del Ministerio de salud, trabajo y bienestar para un total de 818 muestras recogidas en 18 diferentes prefecturas)
La mayor parte de la vigilancia se concentra en la Prefectura de Fukushima, donde se recogieron 328 de las 818 muestras (más del 40%).
Resultados analíticos de 766 muestras (más del 93%) de las 818 muestras, indican que respecto al Cs-134 y Cs-137 o I-131, o no se detectaron o se encontraron por debajo de los valores establecidos en los Reglamentos por las autoridades japonesas. Sin embargo, 52 muestras estaban por encima de los valores de Reglamento de cesio radiactivo y yodo.
En la Prefectura de Fukushima, se tomaron cinco muestras de productos de la pesca durante los días 16 y 17 de mayo; una muestra de té sin transformar recogida el 17 de mayo, tres muestras de setas shiitake y nueve de brotes de bambú recogidos el 19 de mayo, cinco muestras de mariscos recogidos los días 20, 21 y 23 de mayo, y; una muestra de albaricoque japonés, dos muestras de setas shiitake y siete de brotes de bambú recogidos el 26 de mayo, mostraron valores superiores a los límite establecidos por las normativas para el Cs-134/Cs-137. Una muestra de algas recogida el 21 de mayo también ofreció valores por encima de los límites del Reglamento de Cs-134/Cs-137 y I-131.
En las prefecturas de Chiba, Gunma, Ibaraki y Tochigi, dieciocho muestras de té crudo sin transformar recogidos los días 17, 19, 24 y 26 de mayo, dieron resultados superiores a los valores de Reglamento para Cs-134/Cs-137.
Monitoreo de agua de mar
Desde el día dos de abril se han medido las concentraciones de I-131, Cs-134 y Cs-137 en muestras de agua marina tomadas cerca a la planta de Fukushima Daiichi. Las concentraciones de Cs-134 y Cs-137 disminuyeron desde más de 100 MBq/l iniciales, a menos de 5 Bq/L el 7 de mayo, pero aumentaron de nuevo a niveles de alrededor de 20 Bq/L (fecha 16 de mayo) y unos 10 Bq/L (17 de mayo). Desde entonces las concentraciones disminuyeron lentamente hasta situarse a menos de 2 Bq/L pero aumentó a unos 5 Bq/L el 29 de mayo. Los niveles de I-131 variaron considerablemente .

RESULTADOS DEL LHC EN LA CONFERENCIA QUARK MATTER 2011.

Con fecha 23 de mayo, el CERN (Organización Europea para la investigación nuclear),ha presentado en la Conferencia anual “Quark Matter” , celebrada este año en Annecy (France), los últimos resultados obtenidos de las colisiones producidas en el seno del LHC (Colisionador de Hadrones). Los resultados se basan en el análisis de los datos recogidos durante las dos últimas semanas de la operación del LHC 2010.
Según palabras de Rolf Heuer, Director del CERN, “los resultados del programa de iones de plomo del LHC arrojan nueva luz sobre los inicios del universo”.
En los primeros instantes, apenas algunos segundos tras el Big Bang, el universo consistía en un plasma de quarts y de gluones, componentes fundamentales de la materia. Con las colisiones de iones pesados, los físicos pueden retroceder en el tiempo, recrear las condiciones vigentes en ese momento, y comprender la evolución del universo primitivo.

El programa de iones pesados del LHC se basa en experimentos desarrollados por el CERN hace una década con el Súper Sincrotrón de Protones (SPS). Éstos ya habían ofrecido pistas que permitían pensar que el plasma podía ser creado y estudiado en el laboratorio.

Los resultados del experimento ALICE proporciona pruebas de que la materia creada en las colisiones de iones de plomo es la más densa de toda la historia: la temperatura es de más de 100 000 veces superior a la vigente en el interior del Sol y es más denso que las estrellas de neutrones. Estas condiciones permiten el estudio de las propiedades del plasma con una precisión sin precedentes. ALICE ha confirmado que el plasma de quarks y gluones se comportan casi como un fluido perfecto, prácticamente carece de viscosidad. Durante la presentación de sus resultados, ALICE ha abordado también el comportamiento de partículas energéticas en el plasma de quarks y gluones.

ATLAS ha realizado un estudio exhaustivo de las colisiones de iones pesados. Este análisis se centra en las propiedades generales como el número y la distribución de partículas cargadas que salen del plasma,dilucidar la colisión dinámica y propiedades de transporte en este entorno.

Según Peter Steinberg, “la primera operación del LHC con iones pesados ha sido un gran éxito para ATLAS, permite conocer mejor la naturaleza de este medio caliente y denso y los procesos de cromodinámica cuántica que conducen al fenómeno de asfixia”.
Recordemos que la asfixia de los “chorros”, es un fenómeno que el experimento ATLAS observó el año pasado, se produce cuando los chorros de partículas formadas en una colisión son eliminados conforme atraviesan la región turbulenta del plasma.

Por último, el CMS ha observado una serie de nuevos fenómenos, incluida la generación de bosones W y Z.
“Estamos entrando en una nueva era de estudios de precisión en la interacción fuerte en materia de energía sin igual para el día de hoy,” dijo Guido Tonelli, portavoz del detector CMS.
Fuente CERN

PRUEBAS DE RESISTENCIA (“STRESS-TESTS”) PARA LAS CENTRALES NUCLEARES ESPAÑOLAS.

El Pleno del Consejo de Seguridad Nuclear aprobó, con fecha 25 de mayo, el programa de pruebas de resistencia conocidas como “stress-tests”, con el objetivo de reevaluar la seguridad de los sistemas de protección de las instalaciones nucleares españolas, evidenciar los márgenes de seguridad existentes e incorporar las mejoras adicionales para mitigar accidentes por encima de las bases de diseño.

El Pleno del Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) ha emitido una Instrucción Técnica Complementaria (ITC), de la que se adjunta una memoria explicativa, para que los titulares analicen las medidas existentes para hacer frente a una pérdida de funciones de seguridad en sus respectivas instalaciones e identifiquen las mejoras que pueden ser adoptadas para la gestión de este tipo de accidentes, fuera de la base de diseño.
El proceso que deben seguir las centrales para llevar a cabo esta reevaluación es el siguiente: el 15 de agosto de este año deberán remitir al CSN un informe preliminar de los análisis en curso, junto con la documentación correspondiente asociada, y el 31 de octubre enviarán al Consejo los resultados de dichos análisis, con la documentación de soporte correspondiente.

Es cierto que los análisis de seguridad actualmente en vigor para las centrales nucleares españolas ya abarcan una gran variedad de situaciones. Sin embargo, el alcance técnico de las pruebas de resistencia se ha definido teniendo en cuenta escenarios que se han producido en Fukushima, y en los que coinciden varios sucesos iniciadores y fallos múltiples.
Los aspectos que contemplará la reevaluación (que se incluyen en el programa de las pruebas de resistencia) son los que se refieren a:
• Riesgos sísmicos: todas las plantas deberán justificar el margen sísmico de que disponen, por encima de su sismo base de diseño e identificar las acciones a adoptar en caso de que se superaran esos valores.
• Riesgos de inundaciones relativos a rotura de presas, grandes precipitaciones o avenidas de agua procedentes de los ríos o embalses cercanos a la instalación.
• Escenarios de pérdida de alimentación eléctrica y de pérdida de sumidero final de calor. Este apartado contempla tanto la pérdida total de la alimentación eléctrica como la combinación de los dos supuestos mencionados.
• Gestión de accidentes severos: Se evaluarán los medios de que dispone la central para hacer frente a situaciones extremas en las que se haya producido daño al núcleo del reactor; medidas disponibles para mantener las condiciones de refrigeración de las piscinas de almacenamiento de combustible gastado, y capacidades de prevención o mitigación de la pérdida de la integridad de la contención.
Para establecer el conjunto de análisis al que van a ser sometidas las instalaciones, el CSN ha participado activamente en todos los foros internacionales de reguladores de seguridad nuclear (OIEA, WENRA, ENSREG, INRA), donde se han debatido estas pruebas.
Además, el Grupo Europeo de Reguladores de Seguridad Nuclear (ENSREG por sus siglas en inglés), en el que están representados los 27 países europeos, tanto los que disponen de centrales nucleares como los que no, ha hecho público hoy el acuerdo, en el que establece que las pruebas incluyan las capacidades de cada emplazamiento para hacer frente a accidentes no contemplados en la base de diseño y que tengan consecuencias graves, cualquiera que sea su origen.
De esta forma, y como único organismo competente en España en materia de seguridad nuclear y protección radiológica y que rinde cuentas ante el Parlamento, el CSN avanza en la adopción de medidas de protección a partir de las lecciones aprendidas a raíz del accidente ocurrido en Japón.
Acuerdo a nivel europeo para desarrollar las pruebas de resistencia
El comisario de Energía de la Unión Europea, Günther Oettinger, ha destacado esta mañana, en rueda de prensa en Bruselas, el acuerdo al que han llegado los 27 Estados miembros para adoptar unas pruebas de resistencia armonizadas en toda la Unión. Así, el comisario ha subrayado la importancia de que “la Comisión y los Estados miembros hayan acordado una evaluación ambiciosa e integral del riesgo y la seguridad en las centrales nucleares europeas”. Asimismo, el comisario ha asegurado que se llevarán a cabo con los estándares de seguridad más elevados.
Gracias a este acuerdo adoptado en el seno de la Comisión Europea, los 148 reactores de los países miembros se someterán a estas pruebas con los criterios y los plazos acordados. Los stress-tests que este mismo mes iniciará el CSN, están en línea con los que realizarán el resto de países de la Unión Europea. En este sentido, desde el 1 de junio, las centrales nucleares serán sometidas a una reevaluación que se llevará a cabo en tres fases:
• Primera fase: Evaluación previa de los titulares de las centrales, que responderá a los criterios de las pruebas de resistencia, e implicará la remisión de documentos asociados y planes de actuaciones.
• Segunda fase: Los organismos reguladores elaborarán informes de evaluación nacional a partir de los informes de cada instalación.
• Tercera fase: Equipos de expertos de varios países revisarán los informes nacionales, pudiendo, en caso necesario, realizar inspecciones sobre el terreno.
Finalmente, la Comisión Europea ha anunciado hoy también que mantiene contactos con países no pertenecientes a la Unión Europea (como, por ejemplo, Suiza, la Federación Rusa, Ucrania y Armenia) para colaborar en la reevaluación de la seguridad de sus respectivas instalaciones nucleares
Fuente CSN

Acceso a la Memoria explicativa de las Pruebas, web del CSN

ULTIMAS NOVEDADES DE FUCUSHIMA

La última información recibida por parte del Organismo Internacional de Energía Atómica señala la situación radiológica en el interior y exterior de la instalación, y la situación operativa de los reactores.

Situación radiológica en el interior:

La tasa de dosis en el acceso principal del emplazamiento continúa disminuyendo y actualmente es de 0,021 mSv/h. Las labores de recuperación en la planta siguen siendo complicadas dada la situación radiológica existente.
A los trabajadores que habían recibido dosis superiores a 100 mSv por exposición externa hasta el 30 de marzo, se ha procedido a medir su posible contaminación interna, con los siguientes resultados: 11 de ellos han recibido una dosis efectiva de entre 100 y 150 mSv por exposición externa e interna; 8, entre 150 y 200 mSv y 2, entre 200 y 250 mSv.

Las medidas efectuadas a partir del 21 de abril sobre muestras de agua de mar en los puntos cercanos a la fuga detectada en la unidad 2 reflejan que la contaminación se mantiene por encima de los límites establecidos, aunque de modo general está decreciendo.

Se ha estimado que hasta el pasado 21 de abril, el agua contaminada emitida al mar procedente de la unidad 2 contiene una actividad (I-131, Cs-137 y Cs-134) de 4,7×1015 Bq (4.700 billones de Bq).
Para evitar y reducir la dispersión a mar abierto del agua contaminada de la unidad 2 y del resto de unidades, se han instalado en los puntos cercanos a su salida, dispositivos especiales mediante barreras físicas y sustancias absorbentes de radioisótopos, las cuales se analizan periódicamente para verificar su efectividad.

Asímismo, se mantiene el rociado de amplias zonas del interior del emplazamiento con sustancias químicas para evitar la dispersión de material radiactivo depositado en el terreno.

Relativo a la situación radiológica en el exterior:

Se ha ampliado la vigilancia radiológica en el exterior de la planta
(fundamentalmente en la prefectura de Fukushima), mediante el establecimiento de tres rutas para medir la radiación. Esta vigilancia se realiza mediante unidades móviles de caracterización radiológica, que miden la radiación a 1 centímetro y 1 metro del suelo.

Y mientras los expertos del Organismo Internacional de Energía Atómica –organismo de la ONU con base en Viena– están realizando un seguimiento activo e informan de la situación sobre el terreno, incluyendo daños, niveles de radiación y en particular los esfuerzos para contenerla, la FAO está preparada para responder bajo petición del Gobierno de Japón, en las áreas siguientes:
Evaluar la contaminación radiactiva del ambiente agrícola, especialmente de los alimentos
Aportar consejos técnicos y determinar las medidas apropiadas a medio y largo plazo para la agricultura, incluyendo los suelos y la tierra, bosques, cultivos agrícolas, pesca, sanidad y bienestar animal e inocuidad alimentaria
Facilitar el comercio internacional de alimentos, incluyendo los productos agrícolas

Fuente: CSN y FAO

INCIDENTE NUCLEAR DE FUCUSHIMA

Atendiendo a la última información recibida por parte del Organismo Internacional de Energía Atómica, el gobierno japonés anunció el pasado 17 de abril que la empresa propietaria de la central nuclear de Fukushima, TEPCO, había preparado una hoja de ruta para la restauración de la instalación como consecuencia del incidente.
El objetivo de este plan consistía en devolver a los reactores y piscina de combustible gastado a una condición de refrigeración estable y mitigar las emisiones de material radiactivo.
Este plan contemplaba 63 medidas que serían realizadas en dos períodos de tiempo. Un primer período de duración aproximada de 3 meses que se fijaba como misión la disminución de las dosis de radiación. Posteriormente comenzaría un segundo período, con una duración de entre 3 y 6 meses, con objeto de controlar definitivamente los reactores y la emisión radiactiva al exterior.
Respecto a la central nuclear Fukushima Daiichi, se confirma que el combustible nuclear de los reactores 1,2 y 3 están parcialmente fundidos. Robots dirigidos por control remoto registran altos niveles de radiactividad en los tres reactores.
La información disponible sobre la situación radiológica, en el interior y exterior de la instalación, y la situación operativa de los reactores es la siguiente:

Situación radiológica en el interior:
El informe, con fecha 19 de abril, indica un repunte en las tasas de dosis. En el acceso principal del emplazamiento la tasa de dosis se situaba en 0,062 mSv/h. Las labores de recuperación en la planta seguían siendo complicadas dada la situación radiológica existente.
Respecto a los trabajadores que desempeñan las labores de recuperación del emplazamiento (alrededor de 300) un total de 28 han sobrepasado los 100 mSv de dosis acumulada desde el inicio de los trabajos, con una dosis máxima en torno a 180 mSv. (El límite establecido para los trabajadores de emergencias en Japón es de 250 mSv.)
En los puntos de salida de agua contaminada al mar (de las unidades 1, 2, 3 y 4) se instalaron dispositivos para controlar su dispersión al mar abierto.

El último informe fechado el 27 de abril de 2011 por la OIEA la situación de la planta de Fucushima Daiichi seguía siendo muy grave aunque con mejoras en el sistema eléctrico e instrumentación.
Recordemos que la OIEA recibe información de distintas fuentes oficiales en Japón a través de la autoridad nacional competente japonesa, la Nuclear y la Agencia de Seguridad Industrial (NISA).

Por otra parte, del informe presentado por la empresa de energía eléctrica Tokio (TEPCO), se estimaba que la existencia de cerca de 70.000 toneladas de agua estancada (con alto nivel radiactividad) en los sótanos de los edificios de turbina de las unidades 12 y 3.

Mientras que el pasado 25 de abril, se cambió la fuente de alimentación de las bombas eléctricas que abastecían al reactor de unidades 1, 2 y 3.

Respecto al Monitoreo de radiación

El 25 de abril la deposición de Cs-137 se detectó en cinco prefecturas, con valores que se situaron entre 3.2 y 20 Bq/m2.

Las tasas de dosis gamma se midieron diariamente en las 47 prefecturas, observándose, desde el 20 de marzo un aumento de la dosis en las ubicaciones del alrededor. Para la Prefectura de Fukushima, las tasas de dosis gamma en los últimos días se situaron en la gama 1,7-1,8 µSv/h. En la Prefectura de Ibaraki, las tasas de dosis gamma se encontraron cerca de 2 µSv/h . En todas las otras prefecturas, se detectaron dosis por debajo de 0,1 µSv/h con similares tendencias decrecientes.

A distancias superiores a 30 km de Fukushima Daiichi, las dosis gamma mostraban una tendencia decreciente que oscilaban desde 0,1 a 19.4 µSv/h. En cuanto a las 45 prefecturas restantes, se mostraron tasas de dosis de gamma por debajo de 0,1 µSv/h, que se encuentran cerca del rango de fondo natural local.

Por su parte, en el agua potable,se detectó Cs-137 detectable en algunas prefecturasn y una restricción en el consumo de agua potable relativas a 131 (a un nivel de 100 Bq/L) se aplica a un único pueblo en la Prefectura de Fukushima, y la restricción se aplica sólo a los recién nacidos.

Respecto a Programas de vigilancia marinos

La Marina en el programa de vigilancia se lleva a cabo tanto cerca de las zonas de descarga de la planta de energía nuclear de Fukushima por TEPCO y en lugares de la costa por el Ministerio japonés de educación, cultura, deportes, ciencia y tecnología (MEXT). Las ubicaciones de las posiciones de toma de muestras, incluyendo varios nuevos puestos adicionales, se dieron en la reunión del 26 de abril (véase la figura 1). La contaminación del medio marino se produjo por deposición aérea y por las descargas y la salida del agua contaminada.

Puestos devigilancia en la costa de muestreo consta de:

Medición de la tasa de dosis ambiental en el aire sobre el mar;
Análisis de polvo ambiental sobre el nivel del mar;
Análisis de muestras de superficies de agua de mar;
Análisis de muestras de agua de mar recogen a 10 metros por encima del fondo del mar.

Fuente: OIEA, CSN

AVISOS A LA CENTRAL NUCLEAR DE SANTA MARÍA DE GAROÑA

AVISOS A LA CENTRAL NUCLEAR DE SANTA MARÍA DE GAROÑA

Algunos países de la Unión Europea han solicitado a España que detenga las operaciones de la planta de Santa María de Garoña (a unos 70 kilómetros de Bilbao) al utilizar para hervir agua del reactor (BWR) un Sistema de General Electric Mark 1 similar al de Fukushima 1.
Este reactor ya había enfrentado serias críticas de funcionarios reguladores estadounidenses para el sistema de contención de presión débil. El regulador insiste en que la planta ha implantado mejoras en materia de seguridad y no enfrenta los mismos riesgos que Japón.

Recordemos que Almaraz I y II, Trillo y Ascó I y II, Vandellós II y en su caso Zorita), utilizan el reactor PWR (Pressurized Water Reactor) mientras que Garoña y Cofrentes utilizan el reactor tipo BWR, reactor de agua en ebullición (Boiling water reactor).

PWR es el tipo de reactor comercial más común y consta de dos circuitos de refrigeración (primario y secundario), mientras el reactor BWR sólo tiene uno en el que el agua se transforma en vapordentro del mismo reactor y luego es impulsada a las turbinas,
condensada y reimpulsada hacia el reactor para repetir el ciclo.

A nivel mundial existen 441 reactores nucleares en explotación de los cuales 94,
un 21%, son del tipo BWR. En EE.UU, país de origen de la tecnología de
Garoña y con 104 reactores en operación (35 de tipo BWR), las autorizaciones
de explotación tienen una vigencia inicial de 40 años, y la renovación una
validez de 20 adicionales

Garoña (al igual que Zorita y Vandellós I), es una central de primera generación construida en los años 70. No obstante,
las condiciones de diseño de Garoña difieren de las de Zorita y Vandellós I al ser la de Garoña del tipo BWR, más avanzada tecnológicamente.

En cuanto a las mejoras de seguridad, el CSN sometió a la central a un programa de reevaluación que, hasta 1998, trajo consigo numerosas modificaciones y mejoras de diseño en múltiples sistemas; construcción de
nuevos edificios (tratamiento de residuos y control de accesos), adaptación de
ETFs, elaboración de procedimientos, revisión de documentos, ejecución del
primer Análisis Probabilista de Seguridad (APS) de nivel 1 de España,
entre otros. En los años 90 se implantaron nuevas modificaciones y mejoras.

En la actualidad la planta se encuentra funcionando con normalidad a la espera de información sobre lo acontecido en Fucushima.

Fuente: Nuclenor
CSN

CONATO DE INCENDIO EN ASCÓ I

A la espera de la decisión definitiva sobre la ubicación del ATC (Almacén Temporal Centralizado de residuos radiactivos) que actualmente se disputa entre Ascó o Zarra, el titular de la central nuclear de Ascó I (Tarragona) ha comunicado al Consejo de Seguridad Nuclear (CSN), siguiendo el debido procedimiento reglamentario, un conato de incendio de aproximadamente tres minutos de duración, en un panel eléctrico del edificio auxiliar.
El fuego, sofocado por la brigada contraincendios de la planta, no ha afectado a los sistemas de seguridad y todos los equipos se encuentran disponibles. El titular llevará a cabo una investigación de las causas que han originado este hecho y adoptará las medidas correspondientes.
En el momento del suceso, la central se encontraba parada para recarga y el suceso, según se ha informado al Consejo de Seguridad Nuclear, no ha supuesto riesgo para los trabajadores, la población ni medio ambiente, clasificándose provisionalmente como nivel 0 en la Escala Internacional de Sucesos Nucleares (INES). Recordemos que la Escala INES nos indica la trascendencia de cualquier suceso acontecido en una Central Nuclear.

El Consejo de Seguridad Nuclear es un organismo independiente de la Administración General del Estado, con personalidad jurídica y único organismo competente en materia de seguridad nuclear y protección radiológica, que se rige por un Estatuto propio elaborado por el Consejo y aprobado por el Gobierno.

Fuente: Consejo de Seguridad Nuclear